CÓMO RECICLAR UN TERRITORIO AMENAZADO DE CATÁSTROFES NATURALES – PUERTO SAAVEDRA, CHILE
Cliente: OPPTA. Observatorio Panamericano Paisaje Territorio Arquitectura
Sup: 7.600 Ha
Concurso: 2012
1er Premio
Equipo: Jordi Safont-Tria, Anna Gutiérrez, Álvaro Cuéllar
Colaboradores: Sabrina Bentata, Lydia Limperopoulou, Miquel Camacho, Ema Stojevic. (Concurs realitzat en el TOC, Taller Obert de Concursos de la ETSAB – UPC)

Lema: ISLAND

Frente a la pregunta de cómo reciclar un territorio amenazado por catástrofes naturales, “isLAND” sirve de metáfora para proponer una nueva forma de organizar la forma de vida de Puerto Saavedra, una visión que integra ciudad y paisaje en una entidad única proyectada a partir del uso de las lógicas del territorio y la fuerza de la naturaleza como energía constructora de una nueva identidad.

La propuesta reconoce y pone en valor la fuerte identidad paisajística que caracteriza el territorio. El nombre de este lugar en mapundugun es “Konun Traytrayko” (encuentro de las aguas) expresando su condición ambigua de tierra-agua y desde la cual entendemos que se debe repensar la ciudad y el territorio. La amenaza de tsunami y las periódicas inundaciones en época de lluvias han dado lugar al abandono de la ciudad y por lo tanto, tampoco existen a día de hoy condiciones para su desarrollo económico.

En este contexto, se propone el reciclaje de la malla colonial fundacional en un nuevo modelo naturalizado que responda al control de las aguas y al mismo tiempo se generen nuevos lugares colectivos de referencia para la ciudad que además generen oportunidades económicas atractivas. De este modo, la ciudad se reestructura mediante 3 espacios de “acción”:

a) La huerta de retención: Se propone una sección más amplia del canal existente porque a día de hoy es insuficiente. El nuevo canal, de dimensiones variables, resigue el límite de la ciudad para responder a las inundaciones y desbordamientos del río Imperial creando nuevos espacios tecnológicos, de interacción social y atractivo turístico. En este ámbito se diseñan estanques de retención, conservación de humedales y autocultivos que recuperan la biodiversidad. Las nuevas torres tecnológicas híbridas sirven de puntos de evacuación en caso de emergencia así como depósitos para el tratamiento del agua y de contenedores de otras actividades como hoteles, observatorios del paisaje, espacios museísticos o aprovechamiento de la energía solar y eólica.

b) Las calles-canal: Se re-diseña la actual sección de calle de 20 metros dedicada solamente al tráfico rodado en una calle canal capaz de absorber distintos niveles de crecimiento de agua y de conducir el agua hasta el mar. Con el apoyo de un nuevo esquema viario y de un catálogo de opciones de sección se propone reducir el espacio para tráfico rodado y potenciar la eco movilidad con medios blandos como a pié, bicicleta o a caballo así como potenciar nuevos paseos entre el campo y el mar con actividades asociadas al agua y al paisaje.

c) El parque de defensa: Con el objetivo de mitigar el impacto de la ola en caso de tsunami, se redefine la línea costera mediante un nuevo parque público que construye un frente continuo elevado por encima del nivel del agua y acompañado de una gran masa vegetal de pinos, eucaliptus y arbustos. Este espacio, libre de construcciones, es un nuevo paseo de ocio acompañado de baños y piscinas, zonas de esparcimiento y de contemplación al mar.

El proyecto propone una reflexión sobre la evolución de la urbanización de la ciudad hacia un modelo de calidad, integrado en el paisaje, de forma que lo natural y lo urbano se adapten con una misma finalidad. Los elementos de arquitectura, las aportaciones tecnológicas, la involucración ciudadana y el desarrollo de las actividades locales deben confluir con las lógicas de la naturaleza para organizar desde la identidad de este territorio, un ecosistema mayor.